Siglo XIV

COMENZANDO EL SIGLO XIV

   Fue domingo el 1 de enero, el primer día del año 1301 (MCCCI), año primero de la centuria del XIV que ahora nos disponemos a recorrer en el presente Cronicón.

   En noviembre del inicial año 1301 recorrió los cielos el famoso cometa Halley. Habiendo sido observado por el pintor italiano Giotto, según se cuenta, lo incluyó como estrella de Belén en su representación de La Adoración de los Magos. Es uno de los frescos de la célebre Capilla de la Arena en Padua. Los pintó Giotto entre 1305 y 1306. Allí está pintado el cometa, con su cabeza y cola. Por eso la Agencia Espacial Europea llamó Misión Giotto a la efectuada por la sonda con el nombre del pintor en 1986, aproximándose al cometa para estudiarlo.

   Nos dispongamos nosotros ahora a recorrer el siglo XIV. Será un siglo en cierto modo nefasto por asolar durante el mismo la peste histórica que produjo grandísima mortandad. Ya lo iremos viendo, sobre una Europa recorrida por plagas y no menos morbosas guerras, con sembrada miseria y hambrunas desoladoras. El siglo XIV habrá de ser de gran crisis para Europa, gran crisis económica, cultural, social y de civilización. Pero se saldrá adelante. Ya lo iremos viendo y comprobando.

   Diplomáticamente al menos, hacia finales del año 1301, a 12 de diciembre, los reyes Jaime II de Aragón y Muhammad II de Granada firmaron un acuerdo o tratado de paz entre ellos y como aliados contra Castilla. Asistiremos a muy serios conflictos castellanos y a mucha inestabilidad en España, siendo muy convulso nuestro mundo occidental y no menos el oriental. Veremos cómo seguirá expandiéndose el Imperio Oto-mano por los Balcanes, resistiendo aún, pero ya muy reducido y del todo disminuido, el Imperio Bizantino.

   Estaremos atentos al destacado y feroz Imperio del turco-mongol Tamerlán (1370-1405), que se perpetúa con poder islámico entre los años 1370-1507 con capital sucesivamente en Samarcanda (en la actual Uzbekistán y anteriormente Gran Bukaria o Bu-jará) y en Herat (actual Afganistán).

   Asistiremos a la fundación del sultanato de Bengala en la India (1352-1576), comercialmente importantísimo, apreciado en extremo por los europeos, resultando independiente del sultanato de Delhi (1206-1526).

   Veremos la expulsión de los mongoles de China, retirándose propiamente a Mongolia, disminuyendo del todo y perdiendo la Horda de Oro su gran potencial en la Europa del Este. Pasando a la Historia.

   Mientras, seguirá destacando en África el rico Imperio de Malí, sobre todo cuando reine el mansa Musa I (1312-1337), como ya iremos viendo.

Comentarios cerrados.