El Románico

Arte altomediaval.

      


 
La interpretación de esta publicación (internet) en pequeños capítulos no responde a
necesidades de grandes investigaciones, ni en aportaciones dogmáticas a la historia del
arte románico. Todo lo contrario.
Lo que se pretende es el fomento del conocimiento de tal arte medieval que, por pertenecer
a ambientes culturales de rango universitario, ha permanecido en el ámbito de esa
sagrada institución como asignatura de saberes superiores.
Los últimos años han acreditado un interés inusitado de las gentes por esta materia. El
horizonte de su conocimiento se ha ampliado considerablemente, hasta el punto de ver
muy concurridas conferencias y seminarios sobre tal saber. El ansia de comprender esa
parte del mundo medieval se ha visto concretada en la especificación de su arte, así como
el de su literatura. A nosotros nos corresponde poner en función caracteres especí-
ficos de esas arquitecturas y sus componentes que sirvan de norte e información a todas
aquellas gentes que deseen comprender las bases constructivas y decorativas del Arte
Románico.
Con tal intención de sencilla información se ha realizado esta publicación, con el ánimo
de ayudar a comprender ciertos aspectos plásticos, que por su importancia tienen
presencia fundamental en esas obras medievales. Se trataría, pues, de poner en manos de
quienes lo deseen una información mínima y amable que pudieran después comprobar
en las obras románicas que visiten. A ello invitan los artículos, y es nuestra intención
que así sea, para bien de las personas que las contemplen y para las obras mismas.
Si con ello logramos una fructífera conexión entre la obra y el visitante daríamos por
buena la obra realizada. Con ese deseo despedimos al lector, congratulándonos por el
intento de la comprensión del mundo románico que ahora inicia o continua.

Comentarios cerrados.